ALMA detecta rastros de oxígeno más distantes del Universo