ALUMNA DE TOCONAO PREPARA PROYECTO PARA CONSTRUIR UN RELOJ SOLAR INSPIRADO EN LA COSMOVISIÓN ANDINA

Crédito: Felipe Lizana

  • El proyecto forma parte del programa de intercambio escolar y docente “Observatorios y Ciudades Gemelas”, liderado desde EE.UU. por el Observatorio Radioastronómico Nacional de los Estados Unidos (NRAO) a través de su división de Educación en STEAM. El programa de intercambio científico y cultural busca acercar a las comunidades escolares de Magdalena en la región de Socorro (Nuevo México, EE.UU.), y de la comuna de San Pedro de Atacama en Chile. Camila Pérez tiene 15 años y es la creadora de este reloj inspirado en la Chacana, un concepto que identifica la cosmovisión de la cultura atacameña.

El próximo 11 de febrero se conmemora el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, fecha instaurada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y Camila Pérez (15 años), estudiante de la localidad de Toconao en San Pedro de Atacama, ya planifica la construcción de un reloj solar inspirado en la cultura atacameña, en un espacio público de su comuna con participación de artistas locales; un proyecto que forma parte del Programa Observatorios y Ciudades Gemelas.

“Sister Cities and Observatories¨ es el nombre original en inglés de este programa que acerca, a través de un intercambio científico y cultural, a las comunidades escolares y docentes de la región de Socorro en Estados Unidos y de San Pedro de Atacama en Chile. La iniciativa se enfoca en alumnos de educación media y sus profesores, con el objetivo de aprender a través del desarrollo de proyectos, y potenciar las buenas prácticas de enseñanza en áreas STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) adquiridas en ambas comunidades, resguardando el patrimonio cultural de sus respectivas raíces Atacameña y Navajo, así como su cosmovisión.
 
El pasado mes de octubre, Camila Pérez fue parte de la delegación chilena seleccionada y pudo recorrer el Observatorio VLA (Very Large Array) y la escuela de Magdalena, participando además en clases y conversatorios con equipos de astrónomos y otros profesionales que se desempeñan en Socorro.

De regreso en Chile y a la espera de su retorno a clases en el Complejo Educacional Toconao, Camila trabaja en el diseño de su proyecto de reloj solar inspirado en la cosmovisión andina, integrando el concepto de la “Chacana”, un término quechua que significa «escalera» o​ «cruz andina», símbolo plurimilenario de los pueblos indígenas de La Cordillera de los Andes centrales en los territorios donde se desarrollaron tanto la cultura inca como algunas culturas preincaicas.​ Precisamente este esquema inspira a la joven científica para construir un reloj solar en una plaza pública, utilizando materiales como piedra y madera.

“Decidí inspirarme en la Chacana porque reúne elementos como la Cruz del Sur, el Sol y las estaciones del año para planificar los tiempos de siembra y cosecha. En mi viaje a Socorro además pude visitar un reloj solar en las instalaciones del observatorio VLA, que muestra marcas para constelaciones y objetos celestes del hemisferio norte, así como para los solsticios y equinoccios. Pude también conocer al profesor Miller Goss de NRAO, quien tuvo parte en la construcción de ese reloj solar, y quien a partir de su experiencia en el tema, me ayudará a determinar la forma y posición adecuada del reloj, para lograr las sombras precisas correspondientes en el hemisferio sur”, comenta Camila.

Camila tiene actualmente 15 años y se alista a iniciar segundo medio. Desde niña confiesa tener interés por las ciencias y si bien su padre, veterinario, colaboró en el cultivo de este interés y el respeto por las tradiciones que identifican a su localidad, espera convertirse en antropóloga, neurocirujano o cardiocirujano, aún no lo decide. Participar tanto en el programa Observatorios y Ciudades Gemelas como en PROVOCA, una iniciativa de AUI/NRAO que busca motivar vocaciones científicas en niñas a partir de modelos de rol positivos, la acercó al mundo de la astronomía y su proyecto ha logrado unir la ciencia con el patrimonio cultural atacameño.

“Respeto mucho las raíces indígenas de nuestra localidad. Espero que este proyecto ayude a inspirar a los niños y jóvenes de Toconao, ya que una asignatura de mi escuela denominada Patrimonio Cultural solo se imparte hasta sexto básico y creo que este reloj servirá de legado para toda la comunidad, generando un espacio para compartir y cultivar nuestra cultura”, añade Camila. Ella indica que a través del reloj solar será posible comparar elementos de la astronomía ancestral de San Pedro, cosmovisión y lengua de la cultura Likan Antai, y la astronomía actual, considerando constelaciones con diferentes nombres. El proyecto está inspirado en un lugar donde los niños puedan interactuar, donde se pueda ir a aprender desde la tradición y desde la ciencia.

Comenta que su profesora desde séptimo, Mabel Codocedo, cumplió un rol fundamental para motivar su interés por la ciencia y más tarde, a través del encuentro con embajadoras de PROVOCA en Santiago, pudo conocer testimonios de mujeres científicas hoy realizadas, que sortearon todo tipo de obstáculos para seguir su vocación. “Aprendí que ninguna niña debe poner límite a sus sueños y hay que trabajar y confiar en que toda meta que nos planteemos podremos lograrla si luchamos con perseverancia”, sostiene.

Para Mabel Codocedo, profesora de biología y ciencias naturales, desde quinto básico hasta cuarto medio del Complejo Educacional Toconao, este tipo de instancias son de una riqueza infinita para docentes y alumnos. “Fue interesante e incentivador saber de las oportunidades para trabajar en ciencias y eso supone importantes desafíos para quienes trabajamos en aula. Este tipo de acercamientos nos motiva a seguir educando e innovando, derribando límites, mitos y estereotipos”, afirma.
  
Sonia Duffau, astrónoma y subgerente de Divulgación y Diversidad de AUI/NRAO, señaló que tanto el programa Observatorios y Ciudades Gemelas como el proyecto PROVOCA ponen en contacto directo a los jóvenes con oportunidades únicas. “Habiendo participado Camila en ambas actividades, pienso que ahora cuenta con más herramientas para convertirse en un ejemplo en la comunidad, siendo un agente de cambio para derribar mitos, rompiendo estereotipos y empoderándose de sus decisiones de vida, representando completamente lo que celebramos este 11 de Febrero”, precisa.

El programa Observatorios y Ciudades Gemelas traerá en marzo de 2020 a una nueva delegación de alumnos y docentes de Magdalena, Nuevo México, a conocer nuestro país, incluyendo una visita al Observatorio ALMA.
 

Associated Universities, Inc. (AUI) es una corporación estadounidense sin fines de lucro que, bajo convenio cooperativo de la Fundación Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (NSF), opera el Observatorio Radioastronómico Nacional de los EE.UU. (NRAO). Actualmente en Chile, AUI/NRAO colabora con instituciones de investigación de Europa y Asia del Este en el funcionamiento del Observatorio ALMA. En los Estados Unidos, AUI/NRAO opera los telescopios Very Large Array (VLA), Green Bank Observatory (GBO) y Long Baseline Observatory (LBO).

Camila Pérez, alumna del Complejo Educacional Toconao en el centro cultural «Indian Pueblo», Albuquerque, Nuevo México, EE.UU.
La delegación chilena: Sonia Duffau, Camila Pérez, Simón Contreras y Felipe Lizana en el «Observatorio Karl G. Jansky Very Large Array (VLA)», en Socorro Nuevo México, EE.UU.


Subido el 11 de febrero del 2020 Etiquetas: