AUI SE ADJUDICA PROYECTO “INSTITUTO DE TECNOLOGÍAS LIMPIAS” PARA POTENCIAR LA MACROZONA NORTE BAJO UN MODELO DE INNOVACIÓN ABIERTA

Crédito: Imagen de referencia de un laboratorio tipo de fabricación de baterías, similar al que instalará el ITL en la Región de Antofagasta.

  • AUI, una organización sin fines de lucro, especializada en el manejo científico y técnico de la investigación y conocida hasta hoy en Chile como socio norteamericano del Observatorio ALMA, será la responsable de desarrollar el Instituto de Tecnologías Limpias (ITL), organismo que se establecerá en la Región de Antofagasta. Desde ahí promoverá el desarrollo y la transferencia tecnológica en beneficio de energías no contaminantes, impulsará el emprendimiento y la innovación, generará oportunidades laborales y contribuirá a una minería sostenible, energía renovable y una cadena de valor alineada a recursos críticos como el cobre, el litio y el hidrógeno verde.

El pasado 4 de enero, el Consejo de Corfo adjudicó el proyecto para la creación del Instituto de Tecnologías Limpias (ITL) a Associated Universities, Inc. (AUI) y organismos asociados, considerando la constitución de una persona jurídica sin fines de lucro que será la receptora del aporte I+D (investigación y desarrollo) para el manejo, construcción y operación del proyecto, impactando la economía regional con nuevos puestos de trabajo en la Macrozona Norte, generando inversión adicional y proveyendo oportunidades a emprendedores chilenos. AUI contribuirá al ITL con su “Modelo de Innovación Abierta”, posibilitando la inversión y participación de actores gubernamentales, académicos, la industria y emprendedores chilenos, promoviendo la continuidad del ITL en el largo plazo y el legado en infraestructura de un laboratorio de fabricación y prueba de baterías, y una instalación de usos múltiples de techos altos.

El Instituto Chileno de Tecnologías Limpias (ITL) será el mayor centro de investigación y desarrollo de América Latina y una apuesta por el futuro de nuestro país. Estará instalado en la Región de Antofagasta y busca impulsar la energía solar, la minería sustentable y materiales avanzados de litio y otros minerales, además del hidrógeno verde. Se espera que al 2030 sea una referencia tecnológica a nivel mundial en sus temas de especialización, y un centro de innovación y emprendimiento de alcance global, capturando valor para la economía regional y nacional, y aprovechando las condiciones únicas del Desierto de Atacama.

El proceso de adjudicación internacional se inició en 2018 y tras distintas etapas, las propuestas fueron recibidas el 31 de marzo de 2020. Tras más de seis meses de evaluación, la Comisión Evaluadora revisó las tres propuestas calificadas, las que posteriormente fueron conocidas por el Consejo de Corfo para su adjudicación en enero de este año.

El ITL llevará a cabo I+D de vanguardia y competitiva a nivel mundial, que dará como resultado el desarrollo de propiedad intelectual y la creación de emprendimientos innovadores. Actuará como catalizador de la educación y la formación de una fuerza laboral tecnológicamente capacitada y una nueva generación de emprendedores, listos para crear y administrar startups exitosas en la Macrozona Norte de Chile. Asimismo, AUI proveerá servicios de apoyo al emprendimiento y colaborará en el impulso de la fuerza laboral que se necesitará en el norte de Chile para brindar una minería sostenible, energía renovable y una cadena de valor alineada a recursos críticos como el cobre, el litio y otros minerales. 

AUI construirá infraestructura nueva en la Región de Antofagasta, apalancará nuevos fondos de inversión para apoyar este proyecto, permitiendo el acceso a organismos fundadores y a otros interesados en participar de sus próximos desafíos. El ITL se convertirá en una parte integral y autónoma del ecosistema de investigación, desarrollo, demostración y despliegue científico de un Chile energéticamente sostenible, ofreciendo acceso a capacidades y servicios únicos para beneficiar la innovación a lo largo de su ciclo productivo. 

Para determinar la cartera de proyectos y las ofertas de servicios, el ITL solicitará aportes de la industria, combinará inversiones públicas y privadas, convocará a la comunidad de innovación tecnológica, incluyendo entre otros, a las universidades y a los centros de investigación en todo Chile, e integrará los insumos para determinar las oportunidades y necesidades del mercado. 

Según Adam Cohen, presidente de AUI y ex-subsecretario de energía del gobierno del presidente Barack Obama: “Nuestra política y modelo de acceso abierto para el Instituto es una enorme oportunidad para todos los chilenos, las universidades y los emprendedores; ya que nadie será excluido y todos podrán participar según el mérito de sus propuestas. Del mismo modo, la independencia financiera de AUI es un factor relevante para facilitar el uso óptimo de las instalaciones y será instrumental para trabajar con el sistema nacional de universidades chilenas”.

Bajo este modelo, el ITL impulsará la transferencia de tecnología al mercado mediante la concesión de licencias de propiedad intelectual, ayudando a poner en marcha empresas basadas en tecnología y promoviendo la incorporación efectiva de ésta en los sectores industriales. El objetivo durante el periodo de adjudicación será formar y desarrollar el ITL, colaborar en su autonomía a través de una combinación de actividades generadoras de ingresos, becas de investigación y filantropía de Chile y el extranjero.

Las instalaciones principales del ITL consideran un laboratorio de fabricación y prueba de baterías, y una instalación de usos múltiples de techos altos, dispuestos para tareas de ensamblaje, prototipado y escalar la fase comercial asociada a iniciativas de energía solar y minería sustentable, cruciales para maximizar el valor económico del litio. El ITL también contribuirá con infraestructura de vanguardia clave para la industria de hidrógeno verde y valiosa para numerosos futuros socios estratégicos chilenos que podrán poder acceder a través del Modelo de Innovación Abierta.

AUI fue fundada hace 76 años por un grupo de universidades de alto prestigio, sin embargo actualmente es autónoma en relación a éstas y trabaja de forma independiente con universidades y empresas, tanto de Chile como del extranjero, para la formación del ITL. Los socios del ITL actualmente incluyen, pero no se limitan, a: Asexma Chile AG, Ballard Power Systems Inc., CSP Cerro Dominador, Clayton Ventures, Colbun SA, Colorado School of Mines, Ecometales Limited, Enaex Chile SA, Enel Generación Chile SA, Engie Latam SA, Enorchile SA, Freitag & Co, Generadora Metropolitana, Low Emissions Resources Corp, NanoOne, Schwager Energy SA, The Wilson Center, Universidad de Atacama, Universidad Autónoma de Chile, Universidad del Desarrollo, Universidad San Sebastián y Universidad de Utah.

AUI espera aportar su experiencia operativa y de gestión de proyectos científicos y tecnológicos, complejos y gran envergadura -como lo es el Observatorio ALMA- para la creación y desarrollo del ITL.



Subido el 4 de enero del 2021 Etiquetas: