“UN 70% DE LOS PROFESIONALES HAN EXPERIMENTADO ALGUNA VEZ EL SÍNDROME DEL IMPOSTOR”

Angélica Yáñez, Psicóloga

Según un estudio del 2011, el 70% de los profesionales han experimentado alguna vez en su vida el llamado Síndrome del Impostor, mientras que uno más reciente del año 2018, señala que el 58% de las personas que trabajan en tecnología y empresas como Facebook, Amazon, Apple y Microsoft, alguna vez también han sentido que son una “farsa” en relación a sus logros.

El síndrome lo experimentan tanto hombres como mujeres, pero se expresa de forma distinta. Las mujeres cuando están frente a una dificultad, muestran que tienden más a perseverar que los hombres, al sentir que su capacidad se pone en juego.

Hace algunos meses, junto a AUI/NRAO realizamos un Encuentro con Alumnas de Fundación Belén Educa, para ahondar en este concepto del Síndrome del Impostor y compartir ciertas técnicas de respiración y meditación, que podrían servir para enfrentar situaciones de estrés y ansiedad. El solo hecho de haber sido convocadas como alumnas de excelencia e interés científico, ya había gatillado entonces ciertos síntomas propios de este cuadro. Muchas de ellas manifestaron que estaban ahí por suerte, más que por mérito propio.

La crianza y los preceptos culturales propios de nuestra sociedad chilena son uno de los detractores más sólidos para quienes encaran este síndrome.  Es muy difícil desarrollar la capacidad de entregar la propia mente y cambiar nuestros circuitos neuronales, de modo de vivir la vida de una manera distinta. Y es que todos nos regimos por esas creencias y a veces nos quedamos atrapados en ciclos de los que podríamos salir si aplicáramos ciertas técnicas. Debemos enseñar a estar conscientes y a conectarse con uno mismo.

El cuerpo es biología y cuando persistimos en ciertas formas de reaccionar, fortalecemos esa biología que puede ir en contra de nosotros mismos. En cambio, si establecemos nuevas conexiones sin luchar contra lo que ya somos, sino que trabajamos en establecer nuevos caminos, podemos enfrentar la vida de una manera más tranquila y finalmente lograr un bienestar emocional.

El sufrimiento es proporcional al rechazo de la realidad. Les invito a poner atención a sus pensamientos y éstos se convertirán en palabras. Pongan atención a sus palabras y se harán actitudes. Pongan atención a sus actitudes y se harán conductas. Pongan atención a sus conductas porque se harán carácter. Pongan atención a su carácter porque se hará biología.


Subido el 20 de junio del 2019 Etiquetas: