«POR UNA ASTRONOMÍA MÁS INCLUSIVA»

Opinión

«POR UNA ASTRONOMÍA MÁS INCLUSIVA»

Por Sonia Duffau, astrónoma y subgerente de Divulgación y Diversidad de AUI/NRAO

Este año Temuco fue sede la V Cumbrede la Educación y la Difusión de la Astronomía, un encuentro organizado porCONICYT y la Universidad de La Frontera. En esta cumbre tuve la oportunidad decompartir mi experiencia en una iniciativa de la Unión AstronómicaInternacional (IAU) llamada Hands in the Stars. Este proyecto, alineando conuno de los 5 objetivos del plan estratégico 2030 de la IAU, está orientado apotenciar la inclusión en Astronomía. El proyecto como tal consiste en compilartérminos astronómicos en todas las lenguas de señas del mundo que quieranparticipar. Siendo Chile un polo fundamental en el desarrollo de la astronomíamundial, no podíamos estar fuera de esta iniciativa.

La inclusión, en este contexto, es unconcepto amplio en el que el objetivo final es garantizar el acceso universal ala información y al conocimiento. Es bajo este concepto que el uso de la lenguade señas, como vehículo de comunicación y aprendizaje, puede jugar un papelimportante. Nuestro grupo de trabajo, formado por la profesora de lengua deseñas Chilena de la UMCE, Verónica Castillo, y la intérprete Macarena Nieto,contribuyó a la iniciativa con una serie de 44 videos de términos astronómicosen esta lengua. En noviembre de este año, el proyecto fue presentado en unsimposio internacional dedicado a la diversidad y la inclusión organizado porla IAU en Japón. Combinando este aporte al de otros países, el proyectopermitirá promover y facilitar la enseñanza de la astronomía en la comunidadsorda del mundo. Este trabajo es una gran oportunidad para ampliar la disponibilidadde herramientas educativas no solo para la comunidad sorda, sino que para los oyentestambién.

En la cumbre de Temuco, la audienciafue de divulgadores científicos, educadores y estudiantes, lo que además generóun espacio de co-aprendizaje muy provechoso, ayudando a preparar el terreno enLa Araucanía para lo que viviremos en el próximo eclipse. Esperamos que estaactividad ayude a alistar a la comunidad para orientar este hito hacia unaactividad “inclusiva”.

En Chile existen cerca de medio millónde personas que conocen y usan la lengua de señas. Al ser parte de esteproyecto, y al desarrollar ciclos de charlas astronómicas que incluyeninterpretación en lengua de señas, nos dimos cuenta de que impactamos no soloen esta comunidad. Con nuestras actividades podemos llegar a tres grupos depersonas: la comunidad sorda, los intérpretes y el público general. A lacomunidad sorda llegamos dado que facilitamos su acceso a la información científica.A los intérpretes llegamos, pues se van formando en lengua de señas técnica. Alpúblico general, porque le mostramos la necesidad de considerar la forma dehacer más inclusiva su propia labor profesional. No solo en la ciencia serequiere de intérpretes. Toda actividad profesional que esté en contacto conpúblico debe estar consciente de esta necesidad.

En AUI/NRAO, a través de la iniciativaPROVOCA, trabajamos con la misión de apoyar las vocaciones científicas de lasniñas, de modo que no existan barreras para que puedan acercarse a cienciascomo la astronomía. Pero el espíritu de PROVOCA es que no haya barreras paranadie. Si el obstáculo es la comunicación, es fundamental percatarseactivamente de la forma en que transmitimos el conocimiento, y cómo esta puedeestar excluyendo a parte de nuestra sociedad. Además, utilizar otros sentidospara aprender nos ayuda a desarrollar la creatividad, a imaginar cómo comunicarcolores, texturas, y muchas otras características de un objeto de otra forma,acercándonos tanto a la

ciencia como a las personas. El accesoal conocimiento no debería ser excluyente, sino un derecho de todos y todas.Los invito a trabajar por una astronomía, y una sociedad más inclusivas.